Cinco minutos con: Marita Loves


Cinco minutos con: Marita Loves


   

Decorar tu boda va más allá de dejarla bonita, implica expresar la esencia y la personalidad de un ambiente enmarcado por una armonía vibrante, para hablarnos sobre esto, entrevistamos a Marita Loves, una de las decoradoras más influyentes e importantes de Jalisco.

Entérate sobre lo que la inspira día a día en sus creaciones artísticas dentro de la industria nupcial.

En cuanto la puerta se abrió, sentimos una explosión de color, de texturas y de alegría, observamos alrededor y parecía que estábamos en el cuento de “Marita en el taller de las Maravillas”,  la sala de visitas tenía un mural verde tapizado de flores pintadas en tonalidades rosas, amarillas y sobresaltaba la cara estampada de Frida Kahlo; el techo parecía parte del exterior, era un cielo azul cubierto de nubes del cual se desprendían candiles y dos globos aerostáticos.

Marita Loves nos recibió con una sonrisa que no se apagó en ningún momento, y que por el contrario nos iluminó hasta el final de la entrevista. Su estilo personal combinaba con la decoración de su taller, vestía una camisa con estampado de rayas moradas, rojas, amarillas y rosas con unas mangas de color amarillo grabada con puntos verdes de un lado y con flores naranjas de tallos verdes por el otro, “me encanta que todo sea estético, me encanta estar en un lugar bonito, soy ordenada en mi desorden, y así es mi persona, soy mucho color, soy muy alegre, no me gusta pelear, prefiero que se me resbalen las cosas a que se me queden”.



Desde que Marita era una niña, le gustaba ordenar su recamara, acomodaba su ropa por colores, y cuando creció, esa inspiración la siguió acompañando hasta el día que decidió abrir su propia papelería donde comenzó envolviendo regalos “eran envolturas de regalos súper diferentes a las que había en todo Guadalajara, no existía esa combinación de papeles que yo hacía. Me fui dando a conocer, y un día me visitó una amiga que me pidió decorara el bautizo de su hija; lo hice todo de papel, flores de papel, un tendedero de ropa de niña, todo era una combinación de rosas, naranjas, amarillos y toques de rojos acompañados de corazones, bolas, y cuadros. Fue mucha gente al bautizo, gente que yo conocía, me dijeron que había quedado increíble, y me empezaron a pedir que decorara sus eventos”.


Cuando Marita Loves hablaba sobre su trabajo, los ojos le brillaban, las manos se alzaban para dibujarnos lo que las palabras no le alcanzaban y su rostro reflejaba sinceridad.

“Disfruto mucho mi trabajo, mil veces he sentido que se me sale el corazón, antes y después de un evento siento una sensación indescriptible, no sé cómo expresar lo feliz y lo agradecida que me siento; siempre antes de un evento le pido a la virgen que nos acompañe, y doy gracias porque sé que siempre me ayuda; la frase de “Todo Sale” es verdadera, es impresionante, es cómo una magia, es una luz, es Dios que nos cuida, está muy cañón, siempre hay milagros en los eventos”.

Más allá de transformar un espacio común, en un lugar extraordinario, Marita disfruta hacer feliz a las personas, “decorar es lo que escogí para mi vida, dejé todo por esto que estoy haciendo, es lo que más amo en el mundo, me encanta la adrenalina, estoy en un trabajo en el que damos felicidad a las personas, eso es inspirador 100%, sacamos nuestra creatividad y a parte nos pagan por hacerlo”.