Consejos para controlar el estrés mientras planeas tu boda

“Es casi imposible decir que no te preocupes, tampoco es posible controlar todo en la vida y que ningún conflicto de ninguna índole se te presente, pero, aunque no se pueda evitar que se presenten conflictos, si podemos encontrar el equilibrio con ciertas acciones que nos permitirán seguir con una vida saludable emocional y mentalmente.”

BrideAdvisor

18/12/2020

Compartir en

El estrés es un terrible padecimiento que cada vez se hace más normal y común entre la sociedad, en México se calcula que el 75% de los mexicanos padece estrés laboral y esto solo engloba un aspecto o circulo social en el que participa la mayoría de la población, pero también se debe considerar que el estrés podría participar en aspectos familiares, sentimentales (pareja), económicos, sociales, etc.

DESCARGA GRATIS EL CHECKLIST PARA ORGANIZAR TU BODA

EN ESTA GUIA DESCUBRIRÁS :

  • Los primeros pasosa dar.
  • Primeros serviciosacontratar.
  • El resto deservicios.
  • Detalles para lanovia.
  • Detalles para elnovio.
  • Los siguientespasos.
Te enviaremos la guía a tu correo, muchas gracias

Por lo dicho anteriormente, se puede sufrir estrés por diferentes motivos y proveniente de diferentes sectores, sin embargo, todo se acumula y puede potenciar sus consecuencias afectando la salud. Ahora suma a todo lo anterior el planear la boda de tus sueños. Es casi imposible decir que no te preocupes, tampoco es posible controlar todo en la vida y que ningún conflicto de ninguna índole se te presente, pero, aunque no se pueda evitar que se presenten conflictos, si podemos encontrar el equilibrio con ciertas acciones que nos permitirán seguir con una vida saludable emocional y mentalmente.

El estrés

Empecemos por conocer este padecimiento que cada vez afecta a un mayor número de la población mundial y no es exclusivo de un solo sector como lo mencionamos anteriormente. Se presenta con diferentes síntomas físicos y emocionales que incluso pueden llegar a afectar tu comportamiento.

• Síntomas físicos: dolor de cabeza, tensión o dolor muscular, dolor de pecho, fatiga y molestias estomacales.

• Cambio de estado anímico: irritabilidad, tristeza, ansiedad, depresión, enojo, desesperación, inquietud y desconcentración.

• Cambios de comportamiento: comer mucho o poco, explosividad por ira, caer en adicciones (tabaco, alcohol o drogas), aislamiento social y dejar las actividades físicas.

• También puede llegar a afectar el apetito o deseo sexual y causar insomnio o dificultades para dormir.

Consejos para controlar el estrés

Antes que nada, una buena actitud o disposición para mejorar tu situación o controlar el padecimiento es clave y te ayudará a que los cambios sean más notables. Puede ser difícil realizar los siguientes puntos, ya que, el estrés puede generar recaída del ánimo, pero por esa misma razón la situación no cambiará, ni mejorará, si no se hace nada al respecto. ¡Anímate y empieza poco a poco!

• Hacer actividades físicas con regularidad: no importa mucho el tiempo, sino que aproveches la actividad para librarte de frustraciones y la regularidad te permitirá convertirlo en un hábito.

• Practicar técnicas de relajación: puede ser a través de alguna disciplina como el yoga, o bien, por medio de actividades que te ayuden, como asistir a un spa o la respiración profunda.

• Intenta mantener el sentido del humor: puede ser de los puntos más difíciles de cumplir, por que implica controlar la mente y nuestro estado de ánimo, pero el intentarlo constantemente te puede llevar a un buen resultado.

• Pasar tiempo con la familia y amigos: por supuesto que en este punto es vital acudir con aquellas personas con las que pases un buen rato y te sientas cómoda, para lograr disfrutar verdaderamente el momento.

• Retomar pasatiempos: los pasatiempos son esas actividades que disfrutamos hacer fuera del entorno laboral y en ocasiones incluso, cuando te encuentras sola y en paz. Algunos ejemplos son; leer libros, escuchar música, realizar artesanías, pintar, etc.

Puede ser que en este punto lo que más te preocupa, es que las actividades de tu vida cotidiana más el planear una boda, no te deja mucho tiempo libre para realizar algunas de las actividades anteriores, lo cual es completamente comprensible. Una solución podría ser, el elegir algún par de las opciones anteriores, que impliquen dedicarle algo de tiempo y empezar a probarlas, para encontrar las que te sean más útiles. Una vez identificadas, dedícate un poco de tiempo para realizarlas y permitirte avanzar con tu control del estrés, esto mejorará tu entorno y el de las personas que se encuentran en él.

Es importante destacar que, si no te es posible encontrar cambios y tu salud se está viendo afectada, debes acudir con un especialista. La prueba de amor propio más importarte es el cuidar de tu salud física y mental, todos los esfuerzos que realices para lograrlo son recompensados con la felicidad personal y esto te permitirá disfrutar de cada proceso que vivas por agotador que este sea.